Comentario al texto hebreo del Antiguo Testamento - Daniel

C.F. Keil y F.J. Delitzsch

Editorial Clie

El libro de Daniel es único en la Biblia no sólo por su temática de tipo profético-apocalíptico, sino porque, se ha escrito y se conserva en dos lenguas (hebreo y arameo), a las que se añaden pasajes y capítulos en griego.

De un modo general se han distinguido en la tradición del libro de Daniel cuatro elementos que pueden distinguirse, pero nunca separarse: Un rasgo sapiencial, otro apocalíptico, otro histórico y otro canónico-teológico. De su recta formulación depende la buena lectura y comprensión de este libro.

Este es un libro que ha sido fijado, para el conocimiento y la vida de los creyentes de los “últimos tiempos”, un mensaje que sólo puede conocerse y entenderse bien “en esperanza”, cuando “la hora” defina plenamente su sentido. Pero mientras llega esa “hora” es bueno estudiarlo, para convertirse en principio de fe y en motivo de oración esperanzada.

Daniel es un libro de:
-Sabiduría, como aparece de un modo especial, en la interpretación de las etapas de la historia (Dan 2).
-Apocalíptico, como pone de relieve la imagen de las cuatro bestias (Dan 7) y superando así el poder destructor de una humanidad pervertida.
-Apasionadamente Histórico, buscando el sentido y aplicación de las Setenta semanas o Tiempos finales de la historia
-De Fe y de esa forma, en clave de fe, lo ha interpretado C. F. Keil.