Con sentido de destino

Sixto Porras

Whitaker House

La historia la escribe quien camina tras aquello que lo inspira, lo desafía y saca lo mejor de su corazón. La historia que vivimos no se improvisa. Dios la ha planeado desde antes de nacer. Él sabe cuál será el final de nuestra historia, y actúa a nuestro favor para que su propósito se cumpla. A nosotros nos toca aprovechar cada oportunidad al máximo y comprender que lo que vivimos es voluntad divina. Dios siempre nos sorprende con cosas mejores y más grandes de lo que podemos imaginar. ¡No se detenga! Usted ha sido llamado para vivir una gran historia.